Fue despedida del gobierno por amenazar a azafata y quejarse de un bebé.

Mujer se negó a sentarse junto a un bebé que lloraba en el avión.

Si eres de los que no cree en el karma, te recomendamos que de todas maneras no la provoques. Sino, aprende de lo que le pasó a Susan Peirez, empleada del gobierno estadounidense. Ella aprendió por las malas cuando fue despedida de su trabajo tras amenazar a una azafata de avión.

El incidente fue grabado por Marissa Rundell, una madre neoyorkina de 19 años. En un vuelo del aeropuerto de JFK al de Hancock, esta mujer comenzó a quejarse en voz muy alta del bebé de Rundell, que lloraba. “Ella vino a la parte de atrás del avión y tiró su equipaje de mala manera. Y dijo “esto es jodidamente ridículo. Es una mierda tener que sentarse al fondo del avión,” explicó Rundell al Daily Mail. La madre le pidió que dejara de gritar cerca de su hijo porque más se asustaba y ella le dijo que “se callara la puta boca y se aguante”. En ese momento Rundell decidió grabar.

Cuando una azafata, que se identificó como Tabitha, intentó calmar el momento, Peirez se encaró con ella. “Puede que mañana ya no tengas este trabajo” se le oye decir. Entonces se llamó a más personal de vuelo para escoltarla fuera del avión.

Luego de que el video se volviera viral, con 2 millones de visitas en Facebook, Peirez fue despedida de su empleo con una declaración oficial de la directora de Información Pública, Ronni Reich: “Los empleados del Estado deben ser y comportarse según los más altos estándares, tanto profesional como personalmente. Se nos ha notificado esta situación y ha comenzado una investigación. Está empleada ha sido apartada de su oficina y suspendida hasta próximo aviso y cuando se resuelva este asunto”.

Comparte en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *