Brasil: la ultra derecha se abre camino a la presidencia.

Bolsonaro consigue el 46% de los votos frente al candidato de Lula, Haddad 29%. 

El polémico candidato Liberal, Jair Bolsonaro, logró colocarse como principal opción en una segunda vuelta, mientras el Partido de los Trabajadores, del ex presidente Lula da Silva, perdió representantes en las cámaras. 

En un contexto donde las elecciones fueron manipuladas por los medios de comunicación y la justicia brasileña, donde hay denuncias de fraude en diferentes estados, se disputarán la presidencia en segunda vuelta el ultra liberal Jair Bolsonaro y Haddad del partido de izquierda. Lo llamativo del caso es que Bolsonaro desde su campaña se muestra totalmente en contra de todo lo que es “diferente” a lo tradicional; como vicepresidente llevará a un ex represor y torturador, en uno de sus discursos sostuvo que las minorías deberán adaptarse al plan de la mayoría, de lo contrario desaparecerán.

De resultar ganador, Bolsonaro ya advirtió que pondrá en las cámaras a la mayor cantidad de ex militares y represores que pueda, ya que desde su mirada, el mejor momento que tuvo Brasil fueron sus 21 años de dictadura, además sostiene que “el único error de la dictadura fue haber torturado y no matado“. 

Misógino, homofóbico, xenófobo y autoritario declaró que las mujeres con descendencia afro, el 80% de población brasilera,  “no sirven ni para reproducir” y en ellos, el estado gasta millones de dólares al año. Pese a esto la última elección lo colocó a un paso de la presidencia. Su contraparte, el candidato de Lula da Silva, Haddad, fue la invención de último momento del Partido de los Trabajadores, una persona totalmente desconocida, para el pueblo, con las dos cadenas de medios de comunicación más poderosas en contra, con su presidente del partido preso e imposibilitado por la justicia de dar declaraciones y entrevistas a la prensa, tendrá la misión de conquistar la mayor cantidad de votos en 19 días. 

Argentina con todas las miradas en Brasil. 

Como uno de los principales socios económicos, Argentina tiene todas las miradas puesta en las elecciones de Brasil, que de resultar ganador Bolsonaro, advirtió que habrá una fuerte giro en el sistema económico de Brasil. 

Por otro lado un funcionario de Cambiemos estalló contra los resultados de esta primera instancia. El Director Ejecutivo del Instituto Nacional de Juventud, Peter Robledo, expresó en sus redes sociales su descontento: “Un día triste. Homofóbico, xenófobo, machista y autoritario. No me interesa que tenga para ofrecer si desea romper un piso básico de convivencia“.

El surgimiento de este nuevo movimiento casi fascista en el país más grande de América del Sur, produce un llamado de atención en la Argentina, al respecto el diputado Felipe Solá expresó un fuerte mensaje “Brasil es un duro llamado de atención. Nos tenemos que poner de acuerdo los que queremos otro camino: Cristina, los gobernadores, el peronismo, los socialistas, los radicales que se hayan arrepentido de jugar con Macri y también los cuatro de la foto del otro día“. 

Comparte en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *